martes, 13 de octubre de 2015

1Q84 de Haruki Murakami - Libro

Aquí les tengo un reseña, acerca de un libro de un escritor japonés, que es bastante popular por sus obras escritas, especialmente porque tienen una característica en común todas, algo intrigante, misterioso y original.  Se trata sobre la trilogía de 1Q84.




En japonés, la letra Q y el número 9 son homófonos, los dos se pronuncian kyu, de manera que 1Q84 es, sin serlo, 1984, una fecha de ecos orwellianos. Esa variación en la grafía refleja la sutil alteración del mundo en que habitan los personajes de esta novela, que es, también sin serlo, el Japón de 1984. En ese mundo en apariencia normal y reconocible se mueven Aomame, una mujer independiente, instructora en un gimnasio, y Tengo, un profesor de matemáticas. Ambos rondan los treinta años, ambos llevan vidas solitarias y ambos perciben a su modo leves desajustes en su entorno, que los conducirán de manera inexorable a un destino común. Y ambos son más de lo que parecen: la bella Aomame es una asesina; el anodino Tengo, un aspirante a novelista al que su editor ha encargado un trabajo relacionado con La crisálida del aire, una enigmática obra dictada por una esquiva adolescente. 


Titulo: 1Q84
Genero: drama, 
Autor: Haruki Murakami
Año de publicación: 2011

Trilogía




Haruki Murakami, es un escritor popular dentro y fuera de su país por las contadas historias que nos tiene para leer y su forma peculiar de escribir. Deparando historias sin imaginar como pudiesen ser.

Este libro nos trata de trasladar a un mundo en el año 1984, teniendo como protagonistas a Aomame, una instructora de gimnasia, dotada por lo que hace, muchos dicen que es una habilidad extraordinaria.Y Tengo un profesor de matemáticas, respetado por su gran talento para enseñar.

La forma escrita de este libro es un tanto especial y única que cualquier lectura, lo que engancha desde un principio la historia es su forma de relatar las cosas, los detalles y el realismo que se da. A pesar de ser unos personajes interesantes, Murakami se esfuerza por hacernos entender lo más claro posible sus vidas, completamente normales, ordinarias, donde cualquiera de nosotros puede ocupar el lugar de los protagonistas principales.

Ambos protagonistas demuestran ser personas con una vida bastante monótona. No obstante, son más de lo que aparentan. Aomame aparte de ser una instructora de gimnasia, es una asesina única en su tipo. No asesina a cualquiera, si no a un puñado de personas en especifico, con algo en común. Tengo tiene otro trabajo, que es el revisar y leer historias de jóvenes que muestran su talento al escribir, dirigido por Komatsu un editor popular. Tengo aspira a ser novelista, tal vez más que ser un simple profesor de matemáticas.


Sus vidas de alguna manera están enlazadas, y ambos a pesar de llevar una vida diferente, van hacia un mismo punto.  Sus vidas rutinarias y ordinarias esconden su identidad, ambos carecen de un propósito de cambiar su rutina como lo he mencionado ya. Quizá el hecho de no tener un propósito en sus vidas, los ha empujado a tomar  decisiones y hacer lo que hacen.

Aomame no le falta nada con el buen trabajo que tiene, y mucho menos con su trabajo extra, es naturalmente bella con rasgos que a veces pueden ser lo contrario. Firme y no es vulnerable a cualquiera cosa, organizada y esbelta.  Tengo trabaja para un editor muy peculiar, quien le encarga la revisión de la "crisálida del aire", escrita por Fukaeri, una chica de 17 años. Y otros días enseña matemáticas a los del instituto. No es una vida oprimida.

Hay un momento, que es la chispa de 1Q84(al menos para mí lo es), en que la historia va a caer en fantasía. Que un mundo tenga dos lunas, y que solo los protagonistas y otros más puedan verlo, no es nada real, sin embargo no cae en lo ridículo. Todo esto gira en torno en algo que ambos protagonistas van siendo atraídos, ahora embarcándose a la problemática de entonces, sobre una secta, desglosando los problemas sociales de ésta y la religión, sobre su manipulación en la sociedad y costumbres. Aclarado la relación de los protagonistas y la secta misteriosa que capta la atención de todo el país, no necesariamente porque sea sospechosa, si no porque se carece del conocimiento que hacen ellos dentro de su secta, apartados a millas, en un terreno únicamente de ellos, aislados de toda relación con el exterior, de la cuidad.

Aomame en cierto momento, se da cuenta que algo ha cambiado desde la última vez que hizo su parada en la estación. Se ha dado cuenta que ya no es el año 1984, si no 1Q84. Definitivamente uno de los personajes que más me ha reclamado atención que en cualquier otra historia.

La lectura de la trilogía es bastante atractiva, pero no para quienes buscan acción inmediata,
respuestas después de 100 hojas leídas. Hasta ese punto de vista mío, me parece una trama bastante lenta, su desarrollo es muy alargado, pero para nada pesado si te metes en la historia. Pero aunque se escuche mal lo que acabo de decir, el único objetivo de Murakami es hacernos entrar en detalles para comprender más a los personajes y conocerlos tanto al grado de saber exactamente como pueden reaccionar.

 La forma de describir estos acontecimientos, llega a ser muy denso, pero tiene su propósito. Denso porque al momento de leer una oración no tan clara, el autor nos ejemplifica 3 veces, y aunque para algunos que pueden entenderlo a la primera, también es cansado volver a leer 2 ejemplos más de algo que ya se entendió, pero parece ser una característica del mismo autor, que al principio me molestaba pero después te es bastante útil, no es como si siempre entendieras todo a la primera leída. Tampoco diré que es malo, al final es una buena estrategia para que se comprenda mejor la historia, lo que en muchas veces no me ha tocado ver y allí estoy buscando en el diccionario(porque no soy la chica con el más amplio vocabulario). Murakami es bastante hábil para aclarar, la forma de escribir me ha enamorado completamente.

El primer libro te recopila bastante información sobre quienes ya debes conocer, Aomame y su vida, su fascinación por las emociones excéntricas y solitarias. Tengo y su particular vida que no le hace ni más ni menos efecto. Fukaeri la joven guapa que ha escrito la crisálida del aire y quien al parecer tiene relación con la secta misteriosa.  El segundo libro se me fue pasando bastante ligero, de repente se acabaron las hojas, el desarrollo me envolvió tanto en dónde ya todo tenía más sentido. El tercero si que no pude despegarme, después de otro interesante protagonista que se conoció en el segundo libro.

Leerla, me causaba cierto sentimiento de curiosidad, los personajes para mí son bastante interesantes. Hay algo que los hace especiales, la forma en que lograba imaginar como era un personaje, me fue fascinante. La trama, su forma de desarrollar las cosas quizá no fue la mejor parte, porque fue bastante lenta, pero sin duda al darte todo, lo sientes tan satisfactorio. Una historia bella que recomiendo totalmente. El personaje que mas amé fue a Aomame, quien para mí se gana la mayor parte de interés en el libro. La forma de ser, los pensamientos, las reacciones, ella es simplemente un as en lo que tiene que ocurrir y mueve toda la historia.

El final, es algo que va quedar a imaginación suya, porque yo no la acerté ni por poco. Ni siquiera el desarrollo. Me ha llenado de sorpresas continuas, que fue lo que me enganchó a seguir leyendo.


______________________________________________







1 comentario:

  1. ¡Hola! Sólo quería avisarte que te he nominado para el Liebster Award: http://ciudaddeinsomnio.blogspot.com/2015/10/libster-award.html :D
    ¡Besos!

    ResponderEliminar

¡Comenta! Anda, no tengas miedo, pícale y opina :)